La importancia de aprender a perder: conoce los beneficios de enseñarle esta lección a nuestros hijos

Esta mas que claro que a nadie le gusta perder, es una sensación horrible la derrota, pero eso no lo que le tenemos que mostrar a nuestros hijos. Debemos enseñarles, que aprendan a perder porque de esa forma le estamos dando la posibilidad de que se reían de sí mismos, que puedan superar las dificultades y además aceptar frustraciones. Aunque parezca una tontería, los ayuda a aceptar normas, a respetar a los demás y lo que es muy importante a exigirse así mismo por el resto de su vida.

Si tienes uno o varios hijos que se enfadan mucho cuando pierden, se entristecen o incluso se vuelven agresivos déjame decirte que te está pidiendo ayuda. Debes darle esa ayuda para que pueda aceptar la derrota de la mejor manera y por ello es que te daré estos consejos con sus respectivos beneficios.

Beneficios de aprender a perder

No tiene porqué ser siempre negativo: Esta es una de las primeras cosas que debes enseñarle, no tiene que ser negativo el perder. Tiene que ver el lado positivo, que en ocasiones perdiendo también se gana. Que vea el desafío y que tiene que seguir intentando.

Trabajo y juego en equipo: Sin dudas esto ayuda mucho más a aceptar la derrota de otra manera, de una mejor manera. Pero lo que hay que destacar es que es más divertido compartir y no el hecho de que se perdió.

Trabaja las emociones: Te preguntaras como, pues al aprender a perder se desarrolla más paciencia y tolerancia, lo cual en malos momentos es muy útil. Ayuda a que uno no se dé por vencido más rápido.

Expresar sus emociones: Esto ayudará al pequeño a desahogarse, contar lo que lo frustra antes de que pase a ser un problema. Y otra cosa es que con esto lo ayudas a conocerse mejor a si mismo.

Coherencia: Esto es algo que se hace de siempre y que todos sabemos, los pequeños aprenden de los ejemplos, si ven que no tomamos mal la derrota, ellos aprenderán lo mismo. Por ello tienes que mostrarle la mejor manera de aceptar cuando pierdes para que sea algo dramático o grave.

Es muy importante que sepa que el punto no es ganar o perder si no competir y mejorar cada día un poco más. Con ello le estamos brindando a los pequeños mejores herramientas para que en un futuro sea una persona exitosa. Eso sí jamás dudes en ayudar, recuerda que hay que tener paciencia en ciertas cosas, porque no lo aprenden a la primera.

 

Fuente: Padres e hijos